Venezuela

Arremetida de Maduro deja el parlamento bloqueado

0
206

El Parlamento opositor venezolano fue bloqueado y la justicia elevó a 14 los legisladores imputados, en una nueva escalada de la crisis en la que, según Amnistía Internacional, se estarían cometiendo crímenes de lesa humanidad contra disidentes.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, acusó ayer martes a otros cuatro diputados, que se suman a los diez ya inculpados previamente, por traición a la patria a raíz de su apoyo a la fallida rebelión militar del 30 de abril contra el presidente Nicolás Maduro.

Horas antes, la sede del Parlamento, único poder en manos de la oposición, había amanecido tomada por la Guardia Nacional, policías y agentes del servicio de inteligencia (SEBIN), que impidieron la entrada de los diputados para sesionar.

Los congresistas tenían previsto debatir la ofensiva contra el Legislativo, que ya el líder opositor Juan Guaidó, en pugna por el poder con Maduro, repudió como un “desmontaje del Parlamento”.

“Intentan secuestrar el Poder Legislativo mientras el dictador se atrinchera solo, en un Palacio en el que no debe estar”, tuiteó Guaidó, jefe parlamentario reconocido como presidente interino por más de medio centenar de países.

La sede legislativa fue tomada “con la excusa” de la presencia de un artefacto explosivo, señaló a la AFP la diputada Manuela Bolívar.

“Carne de mártir”
En la práctica, el Parlamento se mantiene anulado por una decisión del TSJ y fue sustituido en sus funciones por la oficialista Asamblea Constituyente. Una veintena de sus miembros han sido objeto de medidas judiciales.

Entre los diputados ligados a la sublevación liderada por Guaidó figura su mano derecha y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, detenido el pasado miércoles.
Tres colegas suyos se refugiaron en las residencias de los embajadores de Italia y Argentina, mientras uno más huyó a Colombia.

“Ninguno de nosotros se cree ni tiene carne de mártir, pero no estamos dispuestos a abandonar la lucha por el futuro”, lanzó desafiante en rueda de prensa Carlos Paparoni, uno de los diputados acusados este martes.

Guaidó disputa el poder a Maduro desde que el 23 de enero se proclamó presidente encargado, luego de que el Parlamento declarara ilegítima la reelección del mandatario socialista.

Continuamente llama al ejército a rebelarse y lidera movilizaciones callejeras, a pesar de que en las últimas semanas perdieron fuelle.

Las manifestaciones opositoras chocaron con “una estrategia de ataque sistemático y generalizado” contra disidentes, denunció ayer martes desde México la oenegé Amnistía Internacional (AI), que pidió a la Corte Penal Internacional ampliar su investigación sobre el país suramericano.

“Las ejecuciones extrajudiciales selectivas, detenciones arbitrarias y muertes y lesiones por uso excesivo de la fuerza” son procedimientos que “configurarían crímenes de lesa humanidad”, según AI, que vio “patrones similares” en las protestas de 2014 y 2017.