A+ R A-
18 Noviembre 2018
Domingo, 18 de Noviembre de 2018 | San Juan | Argentina

 

Papa Francisco

"Un nuevo día para la Iglesia católica" en Chile tras la renuncia de obispos

Francisco con el obispo Juan Barros en el Vaticano Francisco con el obispo Juan Barros en el Vaticano

 

En enero, el papa Francisco ofendió a los sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico y puso en entredicho sus promesas de combatirlo cuando defendió a un obispo chileno de la supuesta “calumnia” de víctimas.

Martes, 12 Junio 2018 08:17

 

Ayer lunes, el pontífice aceptó la renuncia de ese mismo obispo, Juan Barros, de la diócesis chilena de Osorno.

La dimisión de Barros y otros dos obispos es un cambio en Francisco que hay que destacar. Hace apenas meses parecía que el escándalo del abuso sexual en Chile podría socavar por completo la credibilidad del pontífice. Ahora las víctimas de ese abuso y quienes las defienden se muestran esperanzadas de que empiece una época en que la jerarquía de la Iglesia católica tenga que rendir cuentas por ignorar o, en algunos casos, encubrir esos abusos.

Una de las víctimas chilenas más que más ha hablado sobre el tema,Juan Carlos Cruz, celebró la decisión en sus redes sociales, donde escribió:

 

El papa aceptó también las renuncias de Cristián Caro Cordero, obispo de Puerto Montt, y de Gonzalo Duarte García de Cortázar, obispo de Valparaíso; ambos tienen 75 años, la edad obligatoria de jubilación para obispos. Barros tiene 61; rechaza las acusaciones en su contra.

El retiro de los obispos quizá apuntalen más despidos de obispos chilenos, como predicen observadores eclesiásticos; toda la conferenciapresentó su renuncia en mayo, aunque la dimisión del resto aún no ha sido aceptada. El papa ya repudió una “cultura de abuso y encubrimiento” en el país.

Francisco designó en 2015 a Barros a la diócesis de Osorno; esa decisión desató enojo entre los católicos locales y las víctimas de Karadima.

En ese momento, el parlamento encabezado por socialistas intentó bloquear la instalación de Barros. Fue una medida que llevó a Francisco a declarar: “Piensen con la cabeza y no se dejen llevar por acusaciones infundadas de los zurdos”, en referencia al gobierno de izquierda.

 

Cruz fue víctima del sacerdote Fernando Karadima, clérigo chileno acusado por el Vaticano de pederastia y quien era mentor de Barros. Cruz acusa que este obispo fue testigo de los abusos pero no hizo nada al respecto.

En enero, el papa se aferró a la defensa de Barros durante el viaje oficial que hizo a Chile, donde dijo que nunca vio pruebas en contra del obispo. Algunos asociados del papa, incluido el cardenal de Boston Sean O’Malley, se distanciaron de tales dichos.

La presión que enfrentaba Francisco aumentó en los días posteriores a su regreso al Vaticano de Chile. Envió al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, el principal investigador de delitos sexuales en la Iglesia, a entrevistarse con las víctimas de Karadima y quienes denunciaban a Barros. Scicluna habló con 64 personas y entregó un reporte de 2300 páginas que provocó que el papa emitiera una disculpa extraordinaria. “He incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”, dijo.

Añadió que era “necesario” pero no suficiente remplazar a los obispos y acusó a la jerarquía eclesiástica chilena de haber destruido evidencias y de simplemente trasladar a obispos acusados de un lado al otro.

Otros obispos que han sido acusados de encubrir abusos incluyen al cardenal Ricardo Ezzati, de Santiago, y a Alejandro Goic, quien hasta hace unas semanas presidía el Comité de Protección para la Infancia de la Conferencia Episcopal chilena.

El jueves pasado, en Ginebra, activistas en contra del abuso sexual eclesiástico anunciaron la formación de un nuevo grupo internacional, End Clergy Abuse, y demandaron que Francisco retome los planes para establecer un tribunal vaticano que haga rendir cuentas a obispos en caso de encubrimiento o cuando no detienen los abusos.

En Australia, varios prelados enfrentan cargos, en diócesis estadounidenses ha habido redadas y en Inglaterra hay una gran investigación; los expertos notan que las autoridades civiles ya no ven como intocables a los líderes eclesiásticos. Sin embargo, aún quedan dudas sobre cómo lidiará el Vaticano con su propia estructura y si Francisco seguirá tomando cartas.

Los defensores se dicen esperanzados. Esta semana, el arzobispo Scicluna regresará a Chile y se espera que visita la diócesis de Barros el 14 de junio. Esta visita fue descrita por la iglesia como un “proceso de reparación y sanación”.

Jorge Pereira

jorgepereira@diarioelzonda.com.ar

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Canal 35 EN VIVO

300x250 B

autocar

 

osse

lentes magicos ff

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares