San Juan Un cofre con dinero para beneficencia el móvil del crimen de Carmel
Miercoles, 18 de Octubre de 2017
    Caso García Belsunce

Un cofre con dinero para beneficencia el móvil del crimen de Carmel

Seis Los fiscales Andrés Quintana y María Inés Domínguez fundamentarán la calificación de “robo agravado por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa agravado” en el faltante de una caja metálica donde la víctima guardaba dinero de la asociación benéfica que dirigía. 


El robo de un cofre metálico de la asociación benéfica “Amigos del Pilar” que María Marta García Belsunce guardaba en su casa del country Carmel de Pilar, con dinero, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad, es el móvil del crimen para los nuevos fiscales del caso que citaron a indagatoria al ex vecino Nicolás Pachelo y su ex mujer Inés Dávalos Cornejo.Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que con el faltante de esa cajita en la escena del crimen, los fiscales Andrés Quintana y María Inés Domínguez fundamentarán la calificación de “robo agravado por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa agravado” -cuando se mata para ocultar otro delito y lograr la impunidad-, delitos que prevén una pena de prisión perpetua.
La hipótesis de los fiscales es que aquel 27 de octubre de 2002 había ladrones cuando María Marta llegó a su casa y que esas personas -que de acuerdo a las sospechas podrían ser Pachelo (41) y Dávalos (39)-, la asesinaron y se fueron con ese cofre metálico.
La denuncia policial sobre el faltante de esa caja fue radicada el 5 de diciembre de 2002 por María de las Mercedes Pieres, de la “Asociación Amigos de Pilar” e introducida al expediente García Belsunce en el cuerpo 17, en la foja 3395, según consta en la copia de la causa a la que tiene acceso Télam. La mujer, que también declaró en los juicios por el caso, describió el cofre como “una caja metálica de color gris de pequeñas dimensiones” en la que se guardaba la llave de la caja de seguridad número 43 de la sucursal Pilar del Banco HSBC, tres chequeras y algo de cambio chico.
El propio Carrascosa aseguró cuando declaró en el juicio oral de 2007 que en su momento, cuando creyó que todo había sido un accidente, no se dio cuenta de los faltantes pero que luego para él quedó claro que “el robo fue el móvil” porque “faltó la caja chica de Las Damas del Pilar” -así llamó a la asociación-, y “entre cuatrocientos y ochocientos pesos” que él tenía en su “mesa de luz”.

Graciela Herrera

gracielaherrera@diarioelzonda.com.ar 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nuestros Productos  logos
0
Shares