A+ R A-
18 Octubre 2017
Miercoles, 18 de Octubre de 2017 | San Juan | Argentina

 

Sociedad

Los 300 años de historia de la Masonería y su influencia en Mar del Plata

En Mar del Plata funcionan 4 logias dependientes de la Gran Logia Argentina de libres y Aceptados Masones: Logia 7 de Junio de 1891, Logia Estrella del Mar, Logia Teodoro Bronzini y Logia Giuseppe Garibaldi.

Domingo, 25 Junio 2017 18:23

 

El 24 de junio se cumplen 300 años del inicio de la masonería formal, moderna, con las características con que hoy se la conoce. Aunque hay varias interpretaciones sobre sus actividades primigenias, es generalmente aceptado que la Masonería tiene sus orígenes (hace ya muchos siglos, y no sólo tres) como una agremiación de constructores, que compartían una actividad común: la erección de grandes edificios, en particular catedrales. Son ejemplos notables las construcciones de los templos de la catedral de Chartres, en Francia, y la capilla de Rosslyn, cerca de Edimburgo en Escocia.

La agremiación nace de la necesidad de compartir, perfeccionar y también proteger conocimientos que eran claves para su actividad, y también protegerse entre sus miembros. Se constituyeron, entonces, en Logias dedicadas a lo que se conoce como Masonería Operativa (dedicadas a una actividad específica). De hecho, una de las referencias más antiguas que se tiene de la palabra Masón (Mason, en inglés) puede rastrearse hacia 1440, y se le atribuye a William St Claire (responsable de la construcción de la capilla de Rosslyn).

Desaparecido el impulso que tuvo la construcción de grandes templos, se fue extinguiendo la necesidad de reunirse en Logias con los fines “constructivos” mencionados. Pero no desapareció sin embargo el impulso que tenían para reunir y perfeccionarse, no ya solo en los temas originales, sino de toda índole. Así, ingresaban en las cofradías o gremios de masones muchas personas completamente ajenas al arte de construir y que, adoptando sus fórmulas y sus símbolos, vinieron a constituir otras sociedades cuya historia pertenece ya a lo que se llama francmasonería moderna.

Un ejemplo destacado es el de la formación de la Royal Society de Inglaterra, que es la sociedad científica más antigua del Reino Unido y una de las más antiguas de Europa. Fundada en 1660, fue clave en el origen de la ciencia moderna y la difusión del pensamiento crítico. Esta Royal Society fue fundada por Masones, aunque admite hoy en día a miembros de toda procedencia. De manera análoga, existían otras logias que, también dedicadas al perfeccionamiento de sus miembros en varias disciplinas, trabajaban de manera independiente y desorganizada.

Con la idea de trabajar de manera organizada y coordinada, varias Logias se reunieron en 1716 y coincidieron en volver a reunirse al año siguiente para formar una entidad mayor. Ello ocurrió el 24 de Junio de 1717, en la Goose and Gridiron Tavern (lo que podría traducirse con cierta licencia como la Taberna del Ganso y la Parrilla). Fue en ese lugar y esa fecha que se originó la Gran Logia de Londres y Westminster, la que inicialmente se reunía al mínimo cuatro veces por año para practicar o que hoy en día se denomina como Masonería Especulativa (acepción que se refiere a las actividades de reflexión y debate que desarrollan sus miembros). Esta es la razón por la cual se conmemoran los 300 años de la Masonería en estos días.

Y aunque por cierto ello venía ocurriendo desde mucho tiempo antes como se mencionara, la masonería pasó a constituírse en una institución de carácter moral, con una finalidad ética, basada en las reglas tradicionales de la masonería operativa, de la que recogieron todo el instrumental simbólico, el lenguaje, los emblemas, los atributos y los ritos básicos, a todo lo cual se le asigna un sentido espiritual y simbólico. Con constancia y sin pausa, la Masonería se ha extendido desde entonces por todo el mundo, incluso en nuestra Argentina.

Viajeros, comerciantes, militares, intelectuales procedentes de Inglaterra, España, Francia y Portugal, difundieron las logias en América del Sur. En Buenos Aires, las primeras noticias de la hermandad se remontan a fines del siglo XVIII. La primera logia en territorio argentino fue la "Logia Independencia", con protocolos de reconocimiento que datan aproximadamente de 1795. Su sola denominación acusaba en sus integrantes una concepción autonomista para las tierras americanas.

Justamente con ese mismo nombre apareció otra logia, presidida por Julián B. Álvarez, en 1810, y aunque es probable que no haya tenido continuidad con la homónima anterior, esta logia dirigida por Álvarez es la que suministró los elementos básicos para la constitución de la Logia Lautaro, con la cual se inició el historial más importante de la masonería en la Emancipación.Creemos apropiado mencionar que, dentro de los miembros de nuestra Primera Junta, sólo Azcuénaga no era miembro de la Masonería.

Y de manera formal, la Masonería Argentina, como se la conoce ahora, tuvo como partida de nacimiento la constitución de la Gran Logia, el 11 de Diciembre de 1857. Tal constitución dio organicidad a las diversas logias, uniendo a las que actuaban en Buenos Aires y luego a éstas con las del interior del país. En dicha fecha realizaron el pacto de unión las logias "Union del Plata", "Confraternidad Argentina", "Consuelo del Infortunio", "Tolerancia", "Regeneración", "Lealtad" y "Constancia", eligiendo como Gran Maestre al doctor José Roque Pérez. La Masonería Argentina ha sido un elemento clave en la unión nacional, y muchos de sus miembros fueron los impulsores de la Ley 1420 de educación común, laica, gratuita y obligatoria, además de otras expresiones de laicismo en la sociedad civil.

El desarrollo de la Masonería también se expresó poco más tarde en nuestra Mar del Plata, con la fundación Logia 7 de Junio de 1891, denominada así en homenaje a Mariano Moreno y a la creación de La Gaceta, el órgano periodístico de la Primera Junta. Según el acta de fundación, la intención de sus creadores fue la de tener “un lugar en que los hombres de distintas nacionalidades y razas y de diversos credos religiosos, de diferentes tendencias políticas y filosóficas y de cualquier condición social, reunidos en un ambiente de paz y de concordia, pudieran laborar para el bienestar de la comunidad, buscando el perfeccionamiento moral e intelectual de cada uno de sus miembros”, capacitándose para ser útiles a la Sociedad a través de su militancia en las distintas actividades ciudadanas.

Precisamente una de las primeras y más destacadas participaciones en la vida cívica marplatense, es la que tuvieron sus miembros en la Junta Popular de Resistencia a los Comisionados, como elemento clave para lograr la autonomía municipal de nuestra Mar del Plata, la que era impedida a través de diferentes intervenciones provinciales.

Y en este 2017, en Mar del Plata funcionan 4 logias dependientes de la Gran Logia Argentina de libres y Aceptados Masones: Logia 7 de Junio de 1891 que tiene más de 125 años de funcionamiento ininterrumpido; Logia Estrella del Mar, que va rumbo a cumplir 65 años, y otras dos de más reciente formación como consecuencia del crecimiento de la membresía en Mar del Plata: Logia Teodoro Bronzini, y Logia Giuseppe Garibaldi. Son éstas la expresión local del crecimiento de la Masonería en Argentina, que hoy tiene logias funcionando en todas las provincias, con más de doce mil miembros trabajando como sociedad civil, y dedicadas a la exaltación y el perfeccionamiento de las virtudes del hombre, apoyadas en los principios representados por los ya difundidos ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

 

Omar Andrada

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

300x250px animado

gato con botas 300x250

 

osse

0
Shares

0
Shares

flagrancia 300x250

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares