A+ R A-
15 Octubre 2018
Lunes, 15 de Octubre de 2018 | San Juan | Argentina

 

Informe

La mitad del precio en bebidas alcohólicas son impuestos

El costo impositivo incluido en el precio al consumidor final de una bebida analcohólica en Argentina, se ubica en el 49,74%, es decir que prácticamente la mitad del precio de estos productos son diferentes impuestos y regímenes de seguridad social de cumplimiento obligatorio existentes en el país.

Lunes, 16 Enero 2017 09:56

 

Un informe del IARAF, Instituto Argentino de Análisis Fiscal informe respecto a la carga tributaria legal global sobre la cadena de producción y comercialización de bebidas analcohólicas, que ejercen los tres niveles de gobierno -Nación, Provincias y Municipios- de Argentina, determinó que Buenos Aires y Córdoba son las provincias en donde mayor es el componente impositivo que tiene el precio final de una bebida analcohólica, que supera un 51%.

En cambio, Formosa y La Pampa, donde el componente impositivo total es inferior al 46% del precio, debido a la menor incidencia de los tributos subnacionales.

Respecto a la provincia de San Juan, el componente impositivo del precio final de una bebida alcohólica es de 47,2% y es una de las seis provincias con menor carga fiscal sobre este tipo de bebidas.

El objetivo del trabajo es estimar el costo impositivo teórico contenido en el precio que el público paga por los productos de este mercado. Implica suponer que la totalidad del costo tributario – previsional es trasladado al consumidor, más allá del sujeto pasivo sobre el cual recae el instrumento recaudatorio.

 Para la estimación, se ha utilizado una estructura de costos promedio para cada actividad contemplada en los distintos eslabones de la cadena. Se trabajó con información específica del sector e informes sectoriales de AFIP.

 Los impuestos contemplados y el tratamiento asignado a cada uno se resumen así:

a) Impuesto a los Ingresos Brutos: se contempló la existencia de diferentes alícuotas según actividad y provincia. Se determinó si corresponde a una actividad local o interprovincial y, en este último caso, se utilizó un factor de ponderación para obtener un promedio general.

b) Impuesto Municipal: Tasa a la actividad económica para una muestra de ciudades de todo el país.

c) Impuesto a las Ganancias: Este impuesto se caracteriza por tener una alícuota plana (35%) para el caso las “sociedades de capital” y una alícuota progresiva para el resto de los contribuyentes. Dado que en cada eslabón pueden convivir ambos tipos de contribuyentes, se utilizó el impuesto determinado promedio para el sector que surge de los informes sectoriales de AFIP, de los cuales se obtuvo una alícuota promedio sobre las utilidades, reexpresada luego como un porcentaje sobre las ventas.

d) Impuesto al Cheque: Se consideró para su estimación un porcentaje variable de bancarización de entre el 50% y el 100% de los ingresos y egresos de cada actividad. A su vez, se consideró la posibilidad de tomar como pago a cuenta de otros tributos parte del impuesto abonado por las acreditaciones bancarias.

e) Seguridad Social: La incidencia de este régimen se estimó a partir de los estados contables analizados o de los informes sectoriales de AFIP, según el caso. Como costo previsional se han incluido: Las contribuciones patronales al sistema jubilatorio, obra sociales y al régimen de seguros por accidentes y enfermedades laborales. Los aportes personales que obligatoriamente deben retener a los empleados con destino al sistema jubilatorio y de obras sociales.

f) Impuesto sobre la Distribución de Utilidades: se ha contemplado el efecto de la sobretasa del 10% con la que se gravan las utilidades distribuidas por sociedades en cabeza de los socios, considerando diferentes porcentajes de distribución para las distintas actividades de la cadena.

g) Impuesto Internos: La industria de fabricación de bebidas, casi en su totalidad, es sujeto obligado a la recaudación y el depósito de los impuestos internos que gravan el consumo de la mayor parte de sus productos. Este impuesto ha sido incorporado a nivel de la industria y se ha considerado que no forma parte de la base imponible de los impuestos que tienen como sujeto pasivo a los comercializadores ni representa un costo para la aplicación posterior del margen bruto de marcación de los últimos eslabones de la cadena comercial.

h) Impuesto al Valor Agregado: se ha contemplado que su impacto es el que surge de aplicar la alícuota legal correspondiente a los productos de esta industria (21%) sobre las ventas netas del/los eslabones que materializan la venta al público de los mismos.

i) No se ha contemplado la carga fiscal derivada de los derechos de exportación e importación.

j) Las alícuotas legales han sido reexpresadas en porcentajes sobre las ventas brutas, es decir incluyendo IVA e internos.

k) No se consideran dentro del costo tributario las erogaciones que los integrantes de la cadena deben realizar en concepto de agentes de retención de los diferentes impuestos y regímenes.

l) Las conclusiones a las que se arriban son aplicables a contribuyentes del régimen general, no siendo extensibles a sujetos incluidos en el régimen simplificado para pequeños contribuyentes.

m) A los efectos de incluir en el análisis el costo impositivo contenido en inversiones productivas en planta y equipo, se ha supuesto que el monto de las mismas es equivalente a las amortizaciones del activo fijo existente.

Resultados:

El costo impositivo incluido en el precio al consumidor final de una bebida analcohólica en Argentina, considerando las alícuotas impositivas vigentes para el año 2015, se ubica en el 49,74%, es decir que se puede afirmar que prácticamente la mitad del precio de estos productos se explica por los diferentes impuestos y regímenes de seguridad social de cumplimiento obligatorio existentes en el país.

El costo impositivo y de seguridad social total contenido en el precio de venta al público de un producto promedio del mercado de bebidas analcohólicas en Argentina se estima en el 49,74%. Este porcentaje se reduciría al 45,02% si se considerara que los aportes personales a los regímenes previsionales y de obras sociales no son, a pesar de su obligatoriedad, un costo tributario para las empresas.

b) Los destinos de ese costo tributario son los impuestos nacionales que representan el 28,9% del total del precio al público (lo que significa un 58,1% del costo tributario – previsional total), el régimen de seguridad social que supone un 11,5% del precio (23,12% del costo total) y finalmente los impuestos subnacionales que justifican un 9,34% del precio al público (18,78% del costo total).

c) A nivel de impuestos individuales, es el IVA el de mayor incidencia (16,66% del precio).

d) Fruto del constante crecimiento que en la última década han experimentado las alícuotas del Impuesto a los Ingresos Brutos en gran parte de las provincias argentinas, en la actualidad éste es el segundo impuesto en importancia en lo referido a su impacto sobre el precio al consumidor de bienes y servicios (un 7,46% del precio al público). El impuesto a las ganancias ocupa el tercer lugar en importancia dentro de los factores tributarios contenidos en el precio de venta al consumidor, representando el 5,89% para el ejemplo desarrollado. Esta posición relativa se mantiene aún si se adiciona la tasa correspondiente a la distribución de utilidades, con lo cual el impuesto a las ganancias en su conjunto pasaría a justificar el 6,5% del precio.

f) En materia impositiva les siguen en importancia los impuestos internos (un 4% del precio final) y el impuesto al cheque y las tasas municipales sobre las ventas (1,74% y 1,88%) respectivamente.

g) Se destaca la gran importancia que poseen los regímenes de seguridad social los cuales, si se consideran tanto las contribuciones patronales como los aportes personales, incidirían en el precio de venta final con un 11,5% del mismo y si se computaran solamente las contribuciones de empleadores se ubicarían en el 6,79%.

Costo impositivo por provincia

Desagregando el componente impositivo según las distintas ciudades argentinas se aprecia cierta variabilidad en el impacto sobre el precio, debido a las diferentes alícuotas aplicadas sobre ciertos eslabones de la cadena, como la industria, el transporte y el comercio, mayorista y minorista. En el caso del IIBB sobre la industria, cabe aclarar que se consideró la alícuota de contribuyente local en el caso de las provincias de mayor densidad poblacional y las principales de cada región del país, (considerando que las plantas se instalan cerca de los mayores centros de consumo), mientras que para las restantes provincias se aplicó la alícuota para industria de extraña jurisdicción.

Buenos Aires y Córdoba son las provincias en donde mayor es el componente impositivo que tiene el precio final de una bebida analcohólica, que supera un 51%. En ambos casos, a pesar que se ha considerado a la industria como industria local, las elevadas alícuotas sobre el comercio y los servicios, tanto a nivel provincial como municipal, las posicionan en el grupo de jurisdicciones en donde el precio tiene mayor componente tributario.

 En el otro extremo, se encuentran las jurisdicciones de Formosa y La Pampa, donde el componente impositivo total es inferior al 46% del precio, debido a la menor incidencia de los tributos subnacionales.

 De este modo, la variabilidad entre la provincia con mayor componente impositivo y la de menor incidencia, es de casi 6 puntos porcentuales de diferencia en el precio al consumidor final.

0
Shares
Francisco Torti

0
Shares

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Canal 35 EN VIVO

IAPSER Banner 250 x 300px

300x250MOVISTAR

autocar

 

osse

lentes magicos ff

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares