A+ R A-
18 Septiembre 2018
Martes, 18 de Septiembre de 2018 | San Juan | Argentina

 

600x150 guru

el personaje de 2017

La historia de Luis Fonsi, el hombre que arrasó con la canción del año

Un recorrido por la curiosa vida del artista que hizo bailar al mundo con su hit y también batió récords durante 2017 con “Échame la culpa”, el tema que interpretó junto a Demi Lovato. Inmigración, bullying y una carrera que no fue tan "Despacito".

Lunes, 25 Diciembre 2017 07:52


Hubo versiones sinfónicas, con sonido heavy metal, de protesta, en tono paródico, en todos los idiomas posibles. Llegó a los primeros puestos de todos los rankings mundiales, arrasó en las plataformas de streaming y en YouTube superó, según los datos de octubre, las 4 mil millones de vistas. Sin dudas Despacito fue el tema de 2017. Y aunque hasta un grupo de científicos quiso desentrañar por qué una canción así se convierte en algo tan pegadizo para el cerebro humano, ni siquiera su propio creador, el cantante puertorriqueño Luis Fonsi, puede explicar bien el fenómeno.

"La escribí como escribí todas las otras canciones. No se le dio un tratamiento diferente. Simplemente, desde un principio lo que quise hacer fue una canción divertida, para bailar, que celebrara los ritmos latinos y fuera contagiosa, pegajosa. Se ha convertido en un movimiento mundial. Sigo sorprendido de todo lo que ha pasado", explicó el artista en una entrevista con el diario Clarín.
Lejos del presente de éxitos, récords y popularidad global, la vida del cantante tuvo varios momentos de dificultades. Nacido en 1978 en la ciudad de San Juan, Puerto Rico, Luis Alfonso Rodríguez –tal es su verdadero nombre– sorprendió a su familia de muy pequeño con su facilidad para el canto y, sobre todo, para imitar a las estrellas de la música más populares de aquellos años. Entre otras cosas, se animaba a cantar a la perfección los temas de Menudo, la banda juvenil éxito de su país y de Latinoamérica durante los 80, con Ricky Martin como uno de sus integrantes.
Por sus notables condiciones artísticas, los padres de Luis decidieron enviarlo a un coro infantil. Pero luego de un tiempo la familia decidió abandonar su país y mudarse a Orlando, en Florida. La vida del niño cantante entonces tomaría un giro inesperado.

El músico se refirió en varias entrevistas a sus primeros años en Estados Unidos y a algunos momentos duros de su infancia como inmigrante.
"Soy puertorriqueño cien por cien. Lo tengo todo de ahí, a mis 39 años. Tuvimos que emigrar a los 11. Yo no tenía voz ni voto en mi familia. Mi padre buscaba cambiar de trabajo, un nuevo reto, y mi mamá lo apoyaba. Se arriesgaron y dijeron: 'Vámonos para Orlando'. Fue difícil. No hablamos del Orlando de hoy. Yo era uno de los pocos latinos en la escuela, en mi urbanización. Todo resultaba dramático. Sufrí mucho bullying", recordó en una entrevista reciente con el diario español El País.
Para intentar convencerlos a él y a sus hermanos, el padre les dijo que iban a vivir "en la misma ciudad que Mickey Mouse". Entonces se le presentó otro problema: Luis no hablaba inglés y debió asistir a una escuela en la que, con esfuerzo y dedicación, pudo aprender pese a ser víctima de discriminación por parte de sus compañeros de estudios.

Tal vez una de sus reivindicaciones más fuertes en este presente de gloria tenga que ver, justamente, con ese pasado duro en tiempos en los que Donald Trump gobierna los Estados Unidos. El artista analizó justamente ese punto al referirse a la potencia de Despacito: "Tiene más mérito, si cabe, en la era Trump. Que una canción en español, en este tiempo, con un líder antilatino, que quiere dividir culturas y quitarnos el idioma en muchas partes, la gente, especialmente anglosajona, quiera escucharla y la apoye, supone el mensaje más claro para este individuo".

El talento musical y las ansias de superación llevaron al cantautor a postularse a distintas becas que ganó y que le sirvieron para completar su formación en la universidad de Florida. "Me becaron y estudié música clásica. Me especialicé en voz. Mi corazón latía por la música popular, pero mi base es clásica. Y eso, hoy día, ha servido como una herramienta impresionante para fusionar y poder hacer un concierto variado y a la vez cantar 'Despacito'. Yo soy cantante. Yo le digo a la gente: 'Tú, ponme a cantar'. Todas mis composiciones las escribo con mi guitarra. Luego lo rellenas en el estudio, pero lo que hace un hit es la melodía y la letra. En mi humilde opinión, no hay secreto ni clave. Yo trato de hacer primero una melodía importante. Si tienes un buen gancho, el resto cae en su lugar", reflexionó recientemente.
La carrera de Fonsi arrancó de manera formal en 1998 cuando lanzó su disco debut, Comenzaré. Allí se destacaban, sobre todo, las baladas románticas. Luego de la gran repercusión que tuvo, fue nominado por Billboard como "Artista revelación" y su carrera siguió en ascenso. Para el año 2000 tendría listo otro disco, Eterno, que lo llevó a su definitiva consagración como uno de los artistas latinos más importantes. De hecho, en agosto de ese año, el músico participó en el Jubileo 2000, donde cantó ante el entonces Papa, Juan Pablo II.

Varios discos de estudio, colaboraciones con artistas internacionales y shows por el mundo después, a comienzos de 2017 Fonsi dio a conocer, en colaboración con el astro del reggaeton Daddy Yankee, su sencillo Despacito y el tema adquirió tal popularidad mundial que batió todo tipo de récords. Desde entonces no paró de sonar a lo largo de todo 2017 y Fonsi también sumó a Justin Bieber a la ola, al interpretar el hit con ese ídolo juvenil. La repercusión fue tal que hasta el propio Daddy Yankee se cansó del tema, prefirió no participar de la última entrega de los Grammy Latino con esa canción y no asistió a la ceremonia.
"Las canciones tienen su momento y hay que evolucionar. Eso no quiere decir que vamos a dejar de cantarlas, pero una canción como ésta tiene que evolucionar, y en mi caso, es lo que pienso", dijo la figura mundial del reggaeton en una entrevista que brindó al diario El Nuevo Día. "Hubiera querido que mi presentación girara hacia algo nuevo y al no ponernos de acuerdo, decidí pasar la página esta vez", completó, para justificar el faltazo. Despacito, sin embargo, fue elegida como la mejor canción del año y Fonsi se llevó más de un galardón.

La segunda parte de 2017 llevaría al artista nuevamente a estar en boca de todos. Esta vez por el lanzamiento de otro hit, Échame la culpa, junto a la artista estadounidense Demi Lovato. El video, que fue lanzado el 16 de noviembre, superó en apenas tres semanas las 207 millones de reproducciones en YouTube.
Mientras tanto, Luis Fonsi disfruta de su éxito y se dedica a su vida familiar. Durante la última semana celebró los cumpleaños de sus hijos, Mikaela y Rocco. "Hoy es el día más importante del año, diciembre 20. Hoy cumplen mis dos hijos (nacieron el mismo día con 5 años de diferencia). No pudiera imaginarme una vida sin ellos", escribió en su cuenta de Instagram el cantante, quien luego de un año lleno de éxito tiene más de un motivo para celebrar.

DT Diario EL Zonda

redacciona@diarioelzonda.com.ar

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Canal 35 EN VIVO

IAPSER Banner 250 x 300px

300x250MOVISTAR

autocar

 

osse

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares