A+ R A-
10 Diciembre 2018
Lunes, 10 de Diciembre de 2018 | San Juan | Argentina

 

informe especial

En busca de la huella europea de Domingo Faustino Sarmiento

El historiador y profesor universitario, Eduardo Carelli y la museóloga, Beatriz Oviedo de Coria desentrañaron el paso del prócer por el viejo continente. Aunque su mayor legado vive en América, libros de Sarmiento o sobre su obra, pueden ser consultados hoy en día en bibliotecas europeas.

Sábado, 09 Diciembre 2017 17:57

Exiliado en Chile, desde donde no descansó su pluma beligerante y desestabilizadora contra el gobierno argentino de Juan Manuel de Rosas, a sus 34 años Domingo Faustino Sarmiento aceptó la invitación de Manuel Montt, ministro de Instrucción Pública chileno, para hacer un viaje y estudiar los sistemas escolares y las políticas inmigratorias de Europa y Estados Unidos.
Así, en dos años (1845-1847), visitó Montevideo, Río de Janeiro, Francia, España, Argelia, Italia, Alemania, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y Cuba.
Se embarcó el 29 de octubre de 1845 en Valparaíso rumbo a Montevideo y luego a Río de Janeiro para desembarcar, finalmente, en El Havre, Francia, el 6 de mayo de 1846.
De ese viaje, surgieron dos libros: De la educación popular y Viajes por Europa, África y América.
“Sarmiento en Europa no es tan conocido como en América, aunque sí es más reconocido en países como Francia porque allí tuvo contacto con toda la intelectualidad y en cierta forma, en Alemania. Quizás en Italia y España fue menos reconocido”, admite el historiador y profesor universitario, Eduardo Carelli.
Sarmiento se llevó algunas sorpresas y decepciones en cada uno de los países que visitó. Le permitió conocer a personajes importantes de la cultura europea en su momento. Queda muy impactado no solo para aplicar esas ideas en Chile sino en la Argentina.
La cercanía de Sarmiento con Chile es natural. En su libro “Recuerdos de Provincia” dice que su familia está asentada tanto de un lado como del otro, dando a entender que existía una gran unidad familiar, incluso geográfica, más allá de la división montañosa, en esa época no era tan así”, destaca Carelli.

El recuerdo de su padre en Francia
Al llegar a Francia, Sarmiento tomó contacto con personajes como La Marten, Louis Blanc, uno de los padres del socialismo utópico, Du Pen, Balzac, Michelen, el primer historiador de Francia en el siglo XIX.
En este país también visitó a San Martín según narra en su carta a Antonino Aberastain. Si bien para Sarmiento, Francia fue una gran decepción, cuenta que San Martín recordó a su padre que había sido un rastreador-guía del Ejército del Libertador que luego llevará a la Independencia a Chile.
Según Carelli, en Francia se quedó bastante desilusionado con el sistema de gobierno porque tenía una Monarquía institucional, no había derecho a voto universal y eso era algo que Sarmiento reclamaba. Decía que era un país con dirigentes y oradores carentes de ideas.
En la medida que iba conociendo países, construía un itinerario intelectual.

Una España “medieval”
La experiencia tampoco fue demasiado positiva en España, si bien trazó una amistad con el hijo de Mariquita Sánchez de Thompson.
Sarmiento describe a España como “muy medieval” y con el faltante de una burguesía que lleve adelante una recuperación económica del país.
Lo impresiona Barcelona donde encuentra una ciudad industrializada con gran cantidad de fábricas de tejidos que atravesaba la Revolución Industrial.
Destaca una gran vida cultural con teatros, imprentas y esa vida cultural está promovida por una minoría francesa. Le impacta mucho Madrid, sobretodo en cuento a lo artístico y arquitectónico.
Le impresionan las corridas de toros. Observa a los dos principales toreros del momento: Paquiro y El Chiclanero y queda impactado por sus actuaciones.

Religión y arte en Italia
Beatriz Oviedo de Coria empezó a trabajar en el Museo y Casa Natal de Sarmiento en 1971 y en 2012 dejó su puesto de directora porque se jubiló. Su vida estuvo dedicada a cuidar la casa más importante para los sanjuaninos, donde recibió a presidentes, embajadores y artistas, entre otras personalidades.
Oviedo de Coria describe el paso de Sarmiento por Italia. Cuenta que estuvo en Roma en abril de 1847 y escribe a su tío, el obispo, Fray Justo Santa María de Oro porque considera que era la ciudad de la Iglesia.
Luego, se dedica a hablar del arte y el culto. Pasa allí una Semana Santa y los días de Carnaval. En esos tiempos cambiaba la forma de vivir de los mismos romanos. Describe al lugar como “triste”.
Luego viaja a Florencia, Venecia y Milán al mes siguiente. Le escribe a su amigo Juan Manuel Gutiérrez desde Milán. En esa cultura, encuentra que acceder a un libro o a un escrito antiguo es como un trofeo. Ante esta situación, nota la diferencia y la valora.
Es el lugar de Galileo, Miguel Angel, Leonardo Da Vinci que habían dejado su impronta. Consigue que lo inviten a la fiesta de un conde donde observa la moda y el ambiente al que no pertenecía aunque se siente cómodo y amplía su círculo de amigos que le abre paso.

Suiza y los Alpes
Desde allí le escribe a Manuel Montt en Chile, en junio, describiendo con detalle los Alpes y haciendo una comparación geográfica con la Cordillera de los Andes. Destaca las diferencias de los caminos, las protecciones para evitar caer el abismo, cosa que Sarmiento sabía que no existían en los Andes. Además había vegetación mientras que en los Andes solamente sequía y desprotección en cuanto a los caminos. Sin embargo, Sarmiento encuentra belleza en ambas cadenas montañosas.

El ejemplo alemán
En Alemania, Sarmiento queda muy impactado luego de las reuniones con intelectuales que le van a permitir llevar adelante un conocimiento en profundidad del sistema educativo alemán.
Se reúne con Einhorn, el ministro de Justicia e Instrucción Pública, una eminencia en aquel momento, hoy una figura olvidada.
Según Carelli, en esa obsesión por descubrir cómo se va construyendo el sistema educativo y cómo se va produciendo el desarrollo de la ciencia, se reúne con Bathaus, un personaje clave de ese momento porque era una autoridad intelectual en Alemania. Tras su reunión se dio cuenta que se podía llegar a colonizar Chile con inmigrantes alemanes y suizos que pudieran llevar adelante un desarrollo económico, comercial e industrial.
Participa de actos universitarios. Se reúne con teólogos luteranos con el fin de comprender ese pensamiento.
En líneas generales, saldrá reconfortado con la educación pública de Prusia. En aquel momento, Alemania aún no estaba completamente unida. Se dio cuenta que el Reino de Prusia era el más adelantado en cuanto al sistema educativo.
Para Beatriz Oviedo de Coria, Sarmiento encuentra que los alemanes son pacíficos. En sus cartas, habla de la cerveza, la forma en que la toman, las pipas y la manera de fumarlas, como un ritual. Mirar detenidamente los arabescos del humo de la pipa tenía un sentido filosofal.
Sarmiento entiende que los alemanes son personas capaces de establecerse en un lugar y mejorarlo.
En Alemania encuentra una Universidad y para él es la cumbre. En la Argentina, luego Sarmiento propuso a Córdoba como capital del país porque era la única que tenía una universidad. Todo lo que significa educación, es darle libertad al hombre.

Inglaterra y la industrialización
Cuenta Carelli que en Inglaterra, Sarmiento visita el Parlamento, la Catedral, el Museo Británico y conoce las principales ciudades industriales como Birmingham, Manchester, Liverpool, las ciudades donde nace la Revolución Industrial y de allí regresa a los Estados Unidos para continuar con su periplo americano.
Se trazó un panorama del mundo, ya que también conoció el norte de África y regresó a América del Sur con una renovación de ideas.
Sarmiento absorbe el mundo en estos viajes y al regresar a Estados Unidos como embajador argentino durante la presidencia de Bartolomé Mitre, se convence de que el camino del desarrollo era el del progreso, conocimiento científico y la educación.
Sin embargo, la experiencia de Europa quedó marcada como una huella en su historia y aún hoy, en muchas bibliotecas europeas existen rastros de aquel paso fugaz pero inolvidable.

Sarmiento, ayer y hoy

Eduardo Carelli se anima al juego de ponerse en la piel de Sarmiento viendo el presente a través de sus ojos.
“Fue una persona extremadamente formada. Sarmiento es la persona que más escribió en la historia argentina. Evidentemente, su opinión no cambiaría considerablemente según lo que vio. Seguiría impactado por el sistema alemán, en cuanto a la educación, industrialización y orden basado en un desarrollo científico y tecnológico apoyado en la educación”.
Según Careli, Sarmiento seguiría impactado con Estados Unidos y continuaría criticando el inmovilismo español o las constantes crisis de la política italiana desde la Segunda Guerra Mundial al presente. Respecto a Francia, está atravesando una crisis y quizás no tiene el mismo peso intelectual de épocas anteriores.

Traducciones en italiano y alemán

Al recorrer bibliotecas en Europa, puede encontrarse el legado de Domingo Faustino Sarmiento aunque no siempre es sencillo, ya que por lo general se halla en ámbitos universitarios. 
En la Biblioteca Comunale de Milan, Italia, existe una edición de “Civilización y Barbarie” en italiano que data de 1953, traducida por Mario Puccini. Además de una biografía del prócer de 1869.
En Venecia también se encuentran obras de Sarmiento aunque no son de fácil acceso. En el departamento de Estudios Americanistas de la Universidad Ca’Foscari, se encuentra una edición de 2014 de “Civilización y Barbarie”, traducida al italiano por Alessandra Guezzani.
En Alemania, existe una sola edición de Civilización y Barbarie de 2007, traducida al alemán por Berthold Zilly y se puede encontrar en la Biblioteca Filológica de la Universidad Freie de Berlín.

Francisco Lathi

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Canal 35 EN VIVO

delbon

movistar291118

autocar

 

osse

lentes magicos ff

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares