Imprimir esta página
Juicio por el Dr. Sirera

Declaraciones: el hijo admitió el hecho y el padre se desligó

El presunto autor de la muerte del Dr. Francisco Sirera y su padre, declararon ayer ante el Tribunal.

Martes, 09 Mayo 2017 11:48


En la segunda audiencia que se lleva adelante por el juicio contra Federico Fernández Gizzi (58) y Sergio Daniel Fernández (31), padre e hijo respectivamente, por la muerte del reconocido abogado Francisco Sirera, ambos implicados declararon ante el tribunal de la Sala II de la Cámara Penal.

Sergio Fernández dijo: “No sé lo que hice, estoy muy arrepentido”, confirmando la autoría en el delito de homicidio simple.
En otro tramo de su declaración, el procesado explicó que: “Fue en la desesperación, mi viejo me insistió para que lo amenazara porque (Sirera) se quería quedar con la casa y con la camioneta de él”.
Con estos dichos reafirmaba el motivo que los condujo a buscar a la victima en su casa de Trinidad para atacarlo.
Fernández continuó diciendo que: “En el camino, cuando íbamos en la moto, me pasó el cuchillo para que amenazara a este hombre. Justo el abogado se estaba bajando del auto”. Agrego que: “Le dije que prestara atención, quería la camioneta de mi viejo. Me vio el mango del cuchillo. De los nervios me asusté mucho. Él quiso agarrarlo, entramos en forcejeo, en un abrir y cerrar de ojos... me fui...”. Además dijo que: “No recuerdo haberle clavado el cuchillo al abogado”.
El Dr. Francisco Sirera murió luego que le asestaran 13 puntazos en su cuerpo, el 19 de mayo de 2014. Al hablar de Federico Fernández Gizzi, su padre, quien está acusado de ser partícipe principal en el homicidio, señaló que: “Con mi padre estoy peleado, no nos hablamos, desde que estamos detenidos. Me arruinó la vida de chico y ahora lo que me queda de viejo”.
El acusado reconoció las actas que contienen su firma y declaración y el cuchillo tipo bayoneta con la que mató al abogado. A su turno, Federico Fernández Gizzi con su testimonio trató de desligarse del crimen. Negó que hubiera tenido motivos para matar al abogado y que estuvo en el lugar del asesinato. Dijo que: “Si yo lo hubiera querido matar por cualquier circunstancia, lo hubiera matado en la calle, donde estacionaba el auto en la General Acha, donde no hay gente a las 7.00. A mi me han acusado muchas veces con acusaciones falsas. Yo soy armero, he salido en los diarios, me han secuestrado 80 armas, no hay motivos para que lo mate con un cuchillo y más con un arma especial que es un arma de guerra, que la usa Gendarmería o la Policía para los desfiles”.

Graciela Herrera

gracielaherrera@diarioelzonda.com.ar 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Notas escritas por: Graciela Herrera