0
Shares
Miercoles, 26 de Septiembre de 2018 | San Juan
0
Shares

Banner depo

Sensación en las Picadas

“Chikito”, la leyenda continúa

Fotografia: Roque Quiroga

> El Ford Falcon rojo tiene una gran historia emocionante detrás de las chapas y los fierros. El mismo lleva el nombre del padre de Martín Orrego, “Chikito”, que desde el cielo le dio las fuerzas necesarias para ganar el domingo en el autódromo El Zonda. “Sentí que lo tenía sentado a mi lado”, relató el ganador.

 

 Detrás de cada chapa se esconde su historia. En cada vidrio se trasluce su imagen. Cada kilómetro marca su nombre. En cada carrera se escucha a lo lejos su voz. En cada acelerada a fondo hay una explicación a tanta locura.El Ford Falcon (modelo ‘80), la máquina que voló en las Picadas en el autódromo El Zonda, es una reliquia que tiene un significado muy especial para su dueño y piloto, Martín Orrego. Es por eso que no lo “vendo por nada”.El domingo cuando aceleró a fondo sintió que tenía “a mi padre (fallecido) sentado al lado mío, fue una sensación muy linda”.Hace 5 años compró el Ford Falcon para regalárselo a su padre, Alberto, un fierrero de alma. Pero “Chikito”, así le decían, comenzó a padecer una enfermedad que lo alejó del sueño que tenía junto a su hijo. “Le dio cáncer y falleció. Yo compré el auto para correr junto a él y no pudimos. Él solo conoció el Falcon en fotos. Entonces en honor a él empecé a correr y al auto le puse su apodo “Chikito”.  Así se resume la historia de una leyenda, que recién comienza.El domingo “Chikito” fue furor en las Picadas Nitro que se corrieron en el autódromo El Zonda. Su dueño y piloto, Martín Orrego ganó la categoría más apasionante, “La Especial 6 cilindros” por segunda vez consecutiva. En 201 metros el monstruo rojo aceleró a más de 170 kilómetros por hora y además marcó el récord de 8 segundos 15 milésimas en ese recorrido. El público se enamoró del Falcón y su velocidad. Ayer recibió a Diario El Zonda en su taller y narró la historia que hay detrás del monstruo rojo.“Era de mi viejo (Alberto), yo se lo compré. Luego él falleció y nunca me pude ver correr”, recordó y continuó “entonces le puse el apodo de él “Chikito”. El sábado se cumplieron 5 años de su fallecimiento y le pude regalar el domingo una victoria”.Desde el cielo su padre le dio fuerzas y aceleró junto a él en esos 201 metros de máxima velocidad. “Cuando aceleré, sentí que lo tenía sentado al lado mío. Se que él aceleraba conmigo”.En la primera picada corrió con otro Falcon, color naranja, y cuando cruzó la línea de llegada se le cruzó el auto y casi choca con el paredón. “Sentí que me moría”. Su primer auto fue un Fiat 128, ese que todo joven desea tener en sus inicios. “Tenía 18 años en ese momento”. Luego adquirió un Renault 18 con el que corrió sus primeras picadas”.El domingo ganó todos los desafíos. Aceleró a más de 170 kilómetros por hora en apenas 200 metros y marcó un récord único de 8 segundos 15 milésimas en ese trayecto. No corre, vuela.“Muchos me dicen que estoy loco, pero adentro del auto no se siente la velocidad”, sonrió. Chikito tiene un motor de 3900 centímetros cúbicos, un carburador que asusta, “la final la gané frenando”. Impresionante. Un rayo. Una luz. “Las últimas picadas del domingo las gané sin encender el nitro, porque después del miedo que pasé en la primera largada decidí no usarlo”. Aún así, sin la potencia extra, al Falcon le sobró nafta para dejar “Chikitos” a las demás máquinas. Martín tiene muchos sueños, ya cumplió el primero que fue ganar en honor a su padre Alberto. Ahora sueña con subirse a un “auto de Turismo Carretera”. Martín es primo del intendente de Santa Lucía, Marcelo, que no es “fierrero”, según aclaró el piloto.Su pareja María de Los Ángeles y su hija Martina (6 años) son el pilar de Martín en este sueño y pasión que comparte junto a ellos y su padre, que desde el cielo le pide que la leyenda continúe.   “No lo vendo por nada”, aclaró de entrada. El Falcon es una reliquia que tiene un significado muy especial para él.  Es la herencia que le dejó su padre, que falleció y nunca lo pude ver correr.

 

LA CIFRA

600 mil pesos es el valor que Martín Orrego le pone a Ford Falcon que se quedó con el primer puesto en su categoría en Las Picadas del Zonda. Tiene un motor de 3900 centímetros cúbicos que vuela.

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 18 Abril 2018 23:20

Galería de imágenes

Canal 35 EN VIVO

IAPSER Banner 250 x 300px

300x250MOVISTAR

autocar

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares