A+ R A-
20 Noviembre 2017
Lunes, 20 de Noviembre de 2017 | San Juan | Argentina

 

Cerebros sanos para identificar el origen del Alzheimer

Han hallado en la parte del cerebro más vulnerable una huella genética que reproduce el patrón de la enfermedad. Aseguran que hallar una cura para el Alzheimer será “un camino largo”.

Sábado, 13 Agosto 2016 12:49

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha descubierto en cerebros sanos una huella genética que reproduce el patrón de la enfermedad de Alzheimer. Esto podría ser de gran ayuda para descubrir el origen molecular de esta enfermedad y para desarrollar tratamientos preventivos que se puedan administrar en pacientes de alto riesgo antes de que aparezcan los primeros síntomas.
Parece ser que la parte del cerebro donde se localizan esas huellas genéticas es la más vulnerable, puesto que las proteínas del sistema inmunitario que protegen frente al Alzheimer ahí son más débiles. Esto lo ha demostrado el equipo de Michele Vendruscolo, de la citada universidad, en un estudio que se publica en Science Advances. Las personas sanas con esas huellas genéticas aberrantes, es decir, con alguna anomalía, son más propensas a desarrollar Alzheimer durante su vida.
Uno de los grandes problemas de esta enfermedad, además de que no hay un tratamiento curativo, es que no se sabe aún cómo aparece y se desarrolla. La neurodegeneración sigue el mismo patrón: empieza en la región entorrinal del cerebro y se extiende a todas las áreas corticales. Una de las cuestiones que se plantean muchos investigadores es por qué algunas áreas cerebrales son más vulnerables que otras al Alzheimer.

Respuestas
Para intentar contestar a esta pregunta, el equipo de Vendruscolo ha empezado estudiando cerebros sanos. “Si podemos predecir dónde y cuándo se producirá el daño cerebral, podremos entender por qué unos tejidos cerebrales son más vulnerables que otros y vislumbrar el origen molecular de la enfermedad de Alzheimer”.
Parte de la respuesta la han encontrado en los mecanismos de la proteína beta-amilode y de la tau, que son las que forman los ovillos característicos del Alzheimer que se forman en el cerebro. Tras estudiar 500 muestras de tejido cerebral sano que cogieron del Atlas Cerebral Allen, identificaron una huella en un grupo de genes. Cuando compararon ese tejido con el de cerebros con Alzheimer observaron que ese patrón genético se repetía a medida que la enfermedad se extendía por el cerebro.

Defensa
El organismo dispone de una serie de mecanismos de defensa que protegen frente a la agregación de proteínas, lo que sucede en varias enfermedades, como el Alzheimer. A medida que se envejece, esas defensas se vuelven más débiles y no pueden hacer bien su trabajo. Este estudio da un paso más para entender mejor esos mecanismos de defensa y cómo poder potenciarlos “para mantener el cerebro sano durante más tiempo”, puntualiza el autor del trabajo, quien cree que estos hallazgos servirán para diseñar nuevas vías terapéuticas para luchar contra el Alzheimer.
El estudio establece un claro nexo entre factores clave en el fenómeno de la agregación de proteínas que hace que el Alzheimer se expanda desde una zona cerebral a otra. Por eso, asociar las propiedades de las moléculas de las proteínas específicas al inicio y a la expansión del daño neuronal es un paso crucial para diseñar fármacos eficaces contra el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. El equipo de Vendruscolo ya ha dado el primer paso.

Un camino largo
El alzhéimer cumple 110 años desde que fue descrito por primera vez por el médico alemán Alois Alzheimer y aún no hay terapia para esta enfermedad neuronal, que afecta a un millón y medio de personas en España, según un informe del Imserso. El también alemán Erwin Neher, que obtuvo en 1991 el Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones en el campo neuronal, ha asegurado esta mañana que la investigación de esta enfermedad es un “camino largo” y que las terapias tardarán en llegar, puesto que la investigación básica que precede al tratamiento es un “camino lento” que puede durar “décadas”. Así, ha descartado que puedan desarrollarse fármacos en un futuro cercano dirigidos a curar o retrasar la aparición del mal de Alzheimer, y ha calificado de “especulaciones” los anuncios lanzados en este sentido.
El profesor, que ha participado en la XV Escuela Internacional de Farmacología Teófilo Hernando, dedicada al Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas y organizada por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ha destacado que “el público espera una solución para mañana, espera fármacos y nuevas terapias, pero la investigación básica es lenta, donde hay varios investigadores que generan conocimiento”. Esta fase primaria, que puede llevar “décadas”, permite que “en un punto dado, ese conocimiento llegue a ser suficiente para que se pueda llegar a una solución”, aunque el cómo y el cuándo no lo sabemos exactamente”.
La investigación por la que Neher fue galardonado fue el descubrimiento de la técnica Patch-clamp, que permite detectar las corrientes que fluyen entre los neurotransmisores.

0
Shares
Diario El Zonda

Javier_lampa@hotmail.com

Telef: 154053288

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Afcom

300x250px animado

gato con botas 300x250

 

osse

0
Shares

0
Shares
Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares