A+ R A-
25 Junio 2018
Lunes, 25 de Junio de 2018 | San Juan | Argentina

 

Melbourne Mercer 2017

Argentina, última en el Índice Global de Pensiones

El Índice Global de Pensiones de Melbourne Mercer compara los sistemas previsionales de 30 países con más de 40 indicadores para medir su adecuación, sustentabilidad e integridad. Dinamarca, por sexto año consecutivo, conserva el primer puesto. Argentina, última en una lista con 38.8 puntos.

Domingo, 26 Noviembre 2017 23:00

 

El Índice Global de Pensiones de Melbourne Mercer es la comparación más completa a nivel mundial de sistemas de pensiones globales y destacan en la región Chile (con 67.3 puntos), Colombia (con 61.7 puntos), Brasil (con 54.8 puntos) y finalmente Argentina (con 38.8 puntos).
“Analizar las razones del posicionamiento de Argentina, último en una lista de 30 países, en este momento de propuestas de reformas previsionales, parece más que adecuado. Las recomendaciones generales de David Knox, socio senior de Mercer y autor del estudio, y su equipo para la mejora de todos los regímenes caben en un 100% para nuestro país”, explica Ana María Weisz, Directora de Wealth de Mercer de Argentina:
Para mejorar la provisión de ingresos jubilatorios adecuados y sostenibles en todo el mundo, los países deberían considerar las siguientes recomendaciones:
•Incrementar gradualmente la edad jubilatoria promedio a medida que aumenta la esperanza de vida.
•Aumentar el nivel de ahorro, tanto dentro como fuera de los fondos de pensiones, para garantizar que las personas dependan menos del gobierno en sus futuros años de jubilación.
•Aumentar la cobertura de las pensiones privadas en la fuerza laboral, incluidos los trabajadores independientes y eventuales para ofrecer una mejor integración entre los diversos pilares.
•Reducir el acceso de los miembros a los beneficios antes de la jubilación para garantizar la conservación de los fondos hasta la jubilación.
•Aumentar la transparencia de las operaciones de los planes de pensiones, mejorando así la comprensión y la confianza de todas las partes interesadas.
“El aumento de la expectativa de vida y el bajo rendimiento de las inversiones están teniendo efectos significativos a largo plazo en la capacidad de muchos sistemas de todo el mundo de brindar suficientes beneficios de retiro, tanto en la actualidad como en el futuro”, alertó David Knox, socio senior de Mercer y autor de la novena edición del Índice Global de Pensiones de Melbourne de Mercer.
Explicó que estas presiones han alertado a las autoridades sobre la creciente importancia de los problemas de equidad intergeneracional y recalcó la necesidad de los países de abordar la sustentabilidad a la hora de pensar en una reforma previsional.
Actualmente con la medición de 30 países y la cobertura del 60% de la población mundial, la novena edición del Índice Global de Pensiones de Melbourne de Mercer insta a los países con sistemas de pensiones no sustentables a actuar ya, en lugar de arriesgarse a tener la necesidad de tomar medidas aún más drásticas en el futuro.
Los sistemas de pensiones no sustentables de algunos países necesitan aprender de los países líderes o corren el riesgo de generar problemas de equidad intergeneracional y decepcionar a sus jubilados, señala el informe.
“Japón, Austria, Italia y Francia son ejemplos de países desarrollados cuyos sistemas de pensiones no representan un modelo sustentable que vaya a respaldar a las generaciones presentes y futuras en la vejez. Esto se debe a una combinación de factores que incluyen la falta de activos reservados para el futuro, la escasa participación de las personas de edad avanzada en la fuerza laboral y los grandes cambios demográficos hacia una población envejecida”, señaló Knox.
Y advierte: “Si no se introducen cambios, estos sistemas provocarán presiones sociales en las que los beneficios de las pensiones no se distribuyan de forma equitativa entre las diferentes generaciones”.
Sin embargo, de acuerdo con el especialista, no todo está perdido. Cada país puede tomar medidas ahora para avanzar hacia un sistema de pensiones más adecuado.
“El principal objetivo del Índice es comparar el sistema de ingresos de jubilación de cada país para que podamos aprender a entender cómo pueden ser las mejores prácticas, tanto ahora como en el futuro. Nuestra investigación muestra claramente qué países están marcando el camino de los sistemas de pensiones sustentables con suficientes beneficios y cuáles otros pueden aprender de ellos para mejorar. Dinamarca, los Países Bajos y Australia son tres de esos países que, si bien tienen diferentes enfoques según su punto de partida, adoptan una sólida estrategia de múltiples pilares, tal como se resalta en el Índice”.

¿Cómo será el futuro?
Algunos países enfrentan un camino más pronunciado que otros hacia la sustentabilidad del sistema y todos comienzan de un origen distinto con sus propios factores únicos en juego. Sin embargo, cada nación puede actuar y avanzar hacia un mejor sistema. A largo plazo, no existe un sistema de pensiones perfecto, pero los principios de las buenas prácticas son claros y las naciones deben crear condiciones políticas y económicas propicias que permitan los cambios necesarios.

El Índice Global de Pensiones en números
El Índice de este año revela que Dinamarca, por sexto año consecutivo, conserva el primer puesto con una calificación global de 78.9, por arriba de los Países Bajos y Australia, con 78.8 y 77.1, respectivamente.
Los nuevos participantes del Índice, Noruega y Nueva Zelanda, lograron un índice global creíble de 74.7 y 67.4, respectivamente. Se observó que ambos países tienen una sólida estructura con numerosas características positivas, pero tienen algunas áreas para mejorar. Se advirtió que Colombia, con un índice global de 61.7, tiene un sistema con algunos aspectos positivos pero también presenta algunos riesgos y defectos importantes que deben abordarse.
La calificación A resultó difícil de alcanzar en el Índice 2017
Para mantener la integridad y la relevancia del Índice, se incluyeron dos nuevas preguntas que generaron que ningún país lograra la difícil calificación “A”. La primera pregunta aborda el crecimiento económico real en el subíndice de sustentabilidad, mientras que la segunda tiene en cuenta las pensiones voluntarias.
Naturalmente, la introducción de una nueva pregunta en el subíndice de sustentabilidad provocó que se haya reducido la ponderación de las preguntas sobre los activos y los niveles de aportes. Los países que mejoraron mucho el valor de su índice son los que tuvieron un crecimiento económico real elevado durante los últimos tres años y en los que se prevé que continúe dicha tendencia en los próximos tres años. Entre ellos se encuentran China, India, Indonesia, Irlanda y Malasia. En cambio, las naciones con activos de pensiones significativos y elevados aportes obligatorios, pero con menor crecimiento económico real, han visto reducido su valor del subíndice de sustentabilidad. Entre ellos se encuentran Canadá, Dinamarca y los Países Bajos.
“El Índice Global de Pensiones de Melbourne de Mercer es una referencia importante para que las autoridades de todo el mundo aprendan de los sistemas más adecuados y sustentables. Sabemos que no existe el sistema perfecto que pueda aplicarse en forma universal, pero existen numerosas características comunes que pueden compartirse para obtener mejores resultados”, según Knox.

Competitividad, Argentina en el último lugar
La consultora Abeceb difundió un ranking de 25 países según los Costos Laborales Unitarios de Manufacturas (CLUm) correspondientes a 2017. Y Argentina salió muy mal parada. En términos técnicos, “los costos laborales totales no están respaldados por su productividad”. El Costo Laboral Unitario (CLU) es el costo del trabajo para producir una unidad de producto en un sector en particular o en la economía en general. El CLU es una medida usada internacionalmente para determinar la “competitividad de costos” o “competitividad precio”. Se computa mediante el cociente del costo laboral por trabajador y la productividad laboral, ambos por hora trabajada.
El Costo Laboral Unitario de manufacturas (el CLUm en cuestión) se obtiene mediante el costo laboral total por unidad de producto de manufacturas ponderado por su productividad laboral y es el objeto del ranking que elabora la consultora.
Esta variable es un muy buen indicador de competitividad ya que se construye con factores muy representativos de la problemática. Argentina, en la comparativa internacional, es el país con más altos CLUm de la muestra. Esto se explica porque posee un costo laboral horario de US$ 11 y una productividad laboral de US$ 8,6, una de las más bajas de la muestra. Cabe señalar que en este ranking el país más competitivo es Taiwán que, aunque tiene una productividad menor a Argentina, posee un muy bajo costo laboral. La contracara es Suecia que está quinto en la lista, pero presenta los costos laborales y las productividades más altas.
El informe también revela datos interesante al interior de los sectores productivos de Argentina. En el análisis, el CLUm detalla que las ramas industriales menos competitivas son confecciones, productos textiles y cuero y calzado. Sin embargo, clarifica: “Estos sectores menos competitivos se caracterizan por ser intensivos en mano de obra. Estos rubros ocupan a casi 300.000 personas”. Los productos químicos y de petróleo se muestran como los de menor CLUm, sobre todo por su alta productividad.
Alberto Schuster, responsable del estudio, dijo: “En nuestro país, los costos laborales totales no están respaldados por una productividad acorde. Por ejemplo, los costos resultan más altos que en la mayoría de las economías emergentes (como República Checa, Taiwán, Polonia, Brasil, Chile, China y México). Pero comparados con todos estos países, sólo respecto de Brasil mostramos una mayor productividad laboral”. Si bien en los últimos dos años se produjo una baja en los CLUm (entre 2017 y 2016 el CLUm cae 10%, lo que ha permitido una mejora marginal en la posición relativa de Argentina frente al resto de las economías consideradas, se asocia principalmente a la corrección macroeconómica adoptada por el Gobierno. El trabajo aclara que “esto es producto de una caída de 17% de los costos laborales, que más que compensó una baja de 8% en la productividad”.
El gran desafío es incrementar fuertemente la productividad y hacerlo lo más rápidamente posible. Dado que la experiencia histórica mundial enseña que los países, en promedio, duplican su productividad cada doce años, la magnitud del incremento y la necesidad de rapidez imponen un desafío adicional. Ante tamaño reto, las reformas anunciadas hace pocos días se encuentran en el camino de mejorar la competitividad. “Esto, sumado a un escenario global benigno (caracterizado por Brasil recuperándose lentamente, precios de las commodities alrededor de los niveles actuales y acceso al crédito internacional a tasas bajas), darían lugar a mejorar la posición competitiva de la Argentina”, aseguraron desde Abeceb.

Diario El Zonda

Javier_lampa@hotmail.com

Telef: 154053288

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Canal 35 EN VIVO

unsj

IAPSER Banner 250 x 300px

autocar

 

osse

Nuestros Productos  logos
Diario el zonda! móvil
Diarielzonda! también se puede ver desde tu móvil y es compatible con cualquier Smartphone,Android o IPhone etc...¡Pruébalo!
A. España 1409 sur , Capital , San Juan, Argentina - 264 4201313
 
0
Shares